Principios y Objetivos

Principios y Objetivos

1. AIPE es una Asociación cuyo objetivo es aumentar la confianza de la sociedad en los Ingenieros, aportando valor Técnico y Científico mediante el fomento de la calidad en el trabajo de los profesionales de la ingeniería.

Con este fin AIPE desarrolla un sistema de Certificación profesional para Ingenieros que permite:

  • A la sociedad (ciudadanos, empresas y administración) identificar de forma sencilla y precisa a los profesionales más capacitados en función de sus necesidades, en un mercado con un número excesivo de titulaciones.
  • A los profesionales, tener una referencia clara y concreta de qué es lo que demanda la sociedad de un buen profesional y qué requisitos son los que aseguran su capacidad para poder ofrecerlos, lo que le debe facilitar prestar sus servicios en un mundo global sin dificultad.

2. AIPE arranca en sus orígenes sobre las organizaciones profesionales ya constituidas en los Colegios Profesionales y las Asociaciones de Ingenieros de las nueve ramas de la Ingeniería con títulos académicos oficiales de Ingeniero o de Máster con atribuciones profesionales en el momento de su fundación en 2012.

AIPE es consciente de que para que su sistema de certificación profesional cumpla con los objetivos indicados, tanto para la sociedad como para los Ingenieros, este debe ser único, con un nivel de implantación general y aceptado por todos los grupos de interés. Para conseguir esto, como señalan sus Estatutos, AIPE tiene el objetivo y la firme voluntad de incorporar a las citadas nueve ramas.

3. AIPE, con el fin realizar sus actividades de la forma más eficaz, fomentará la colaboración con sus socios, entidades todas con amplia implantación territorial y conocedoras del sector de la Ingeniería Profesional. Para ello generará las herramientas de colaboración y los procedimientos necesarios, que faciliten la realización de cuantas actividades relacionadas con sus fines puedan desarrollar los socios que tengan interés.

De esta forma contribuirá a ir evolucionando el sistema de ordenación de la profesión, pasando de un sistema exclusivo orientado a validar el trabajo realizado (visado) a un sistema que incorpore y se oriente a garantizar la competencia de los profesionales (certificación). Con el paso del tiempo, los Ingenieros Certificados irán aumentado su peso en el cuerpo social de la organización profesional.

4. AIPE entiende que el éxito del sistema de certificación profesional se fundamente en que:

  • sea reconocido, tanto nacional como internacionalmente,
  • que aporte valor a los grupos de interés,
  • que sea objetivo y fomente la mejora de los profesionales.

Para ello ha optado por diseñar un sistema basado en la evaluación de competencias profesionales, acorde con la norma ISO 17024, y afín a otros sistemas similares de gran reconocimiento internacional como el UK-SPEC. Para ello AIPE facilitará los medios necesarios y la independencia requerida a la entidad de certificación que se creé con este fin y se será acreditada por ENAC, para poner de manifiesto el perfecto cumplimiento de la citada norma.

5. Para facilitar la irrupción en el mercado y el reconocimiento de este, se establecerán acuerdos con aquellos agentes que se consideren prescriptores o influenciadores. Para ello se analizará el mercado, se relacionarán dichos agentes, se priorizarán y se mantendrán los contactos oportunos al máximo nivel. Cabe destacar entre estos agentes, las patronales sectoriales, las compañías de seguros, las empresas más internacionales, las distintas administraciones, las empresas de selección de personal, las asociaciones de consumidores…

6. Como catalizador y motor del proyecto y para cumplir el objetivo de reconocimiento y movilidad en un mundo global, AIPE debe alcanzar acuerdos de reconocimiento internacional con otras entidades afines, que persigan en sus respectivos países fines acordes a los de nuestra organización. Con ello, al mismo tiempo, consolidará su sistema de certificación y procedimientos mejorando al aprender de la experiencia de los demás. En este sentido AIPE entiende que existe un mercado potencial de gran interés en todos los países de habla española por lo que a medio plazo deberá establecer acuerdos prioritarios con las asociaciones profesionales de ingenieros de esos países, aprovechando los buenos contactos que muchos de sus socios mantienen ya con ellos.

7. Se establece en el arranque y como política para la creación de las diferentes especialidades, el que haya un mercado profesional suficiente que justifique las inversiones a realizar, bien a través de estudios de mercado o por evidencias claras. Una vez realizado el lanzamiento y cuando AIPE se autofinancie, se podrán establecer otras especialidades que aunque no sean rentables en sí mismas, si den notoriedad y prestigio a la Entidad Certificadora. En este proceso se primará la participación de los profesionales de las ramas tradicionales de la Ingeniería española, que estén más relacionados con cada especialidad, facilitándoles un amplio grado de autonomía siempre que se mantengan los adecuados niveles de homogeneidad y exigencia generales.

8. Al igual que ocurre en otros muchos países, AIPE se compromete a utilizar las estructuras y medios materiales de sus socios (Asociaciones y Colegios Profesionales), que mantienen una relación directa con la mayoría de los ingenieros de todas las especialidades. Para ello generará acuerdos y procedimientos que contribuyan a transformar el sistema de ordenación de las distintas profesiones, manteniendo el adecuado grado de objetividad, equidad y nivel de servicios prestados.

9. AIPE entiende que un sistema de Certificación Profesional con las características citadas anteriormente, no puede limitarse a profesionales Colegiados, debe estar abierto a todos los profesionales que cumplan los requisitos de la norma. Pero al mismo tiempo es consciente de las muchas ventajas que desde el punto de vista profesional puede tener formar parte de una estas organizaciones, que ponen al alcance de sus socios, formación, equipos, apoyo profesional…por lo que tanto en sus procedimientos, como en su política de precios fomentarán y valorarán la pertenencia a dichas entidades.

 

La política de precios deberá de ser acordada por todos en base a dos premisas fundamentales, los precios del mercado en productos equivalentes y atendiendo a los propios costes del servicio que debe lograr la independencia económica de AIPE de una parte y la retribución justa y proporcional de los servicios que realicen bajo forma contractual las ventanillas de los Colegios/Asociaciones y los evaluadores.